Los Huesca están de Fiesta…

Huesca… y San Lorenzo es su Patrón

Del 9 al 15 de agosto, Huesca descarga sus energías acumuladas todo el año, en una toma de tierra que le reconcilia con sus antepasados, con sus orígenes y con sus tradiciones.
Viva Huesca que es mi pueblo; 
San Lorenzo, mi patrón;
 las mozas que van por agua
a la fuente del ibón.


Como si se tratara de un fenómeno natural, la ciudad va sintiendo, al principio imperceptiblemente y luego, cada vez con más intensidad, su propia vibración telúrica. Miles de ciudadanos van acompasando sus ritmos los meses y días anteriores hasta que el 9 de agosto entran en resonancia.
 
Los colores blanco y verde se apoderan y generan el imaginario de una ciudad que, con escondida nostalgia, vivirá su normalidad contemporánea el resto de los 358 días del año.

Nadie se siente extraño en Huesca esta insólita semana de agosto, con la condición de unirse a la riada blanca y verde que invade las calles desde primeras horas de la mañana hasta hacer desaparecer la separación entre el día y la noche.
 
Todo lo mejor de la programación cultural de una ciudad como es Huesca, pero recuperando el sabor que tienen los pequeños pueblos, el contacto directo con las personas y la sensación de que la calle se ha hecho para ser vivida.
 
La Albahaca, los Danzantes, las Mairalesas, las Peñas y los más variados actos tradicionales ponen el contrapunto original a unas Fiestas homologables en su programación artística a las mejores propuestas veraniegas de este país.

Huesca

 

 

Información adicional